Los Alpes alemanes son toda una belleza en cualquier época del año. En los meses más fríos, son un paraíso para los esquiadores y los aficionados a las estampas invernales, cuando una nieve impoluta cubre toda la región. A medida que avanza el año, el blanco manto se derrite y deja a la vista bonitas rutas de senderismo, suaves colinas cubiertas de flores silvestres y una atmósfera estival animada por el sonido de los cencerros de las vacas en la lejanía.

    Además, aquí, en el sur de Baviera, encontrarás castillos imponentes e iglesias opulentas entre bosques alpinos y espectaculares lagos de color turquesa. No dudes en coger el teleférico para visitar las gargantas que ocultan auténticas escenas de ensueño, semejantes a ilustraciones que podríamos ver en los cuentos de hadas. Tras un día intenso explorando estos bonitos paisajes, ya sea sobre unos esquís o a pie por rutas de senderismo, te animamos a disfrutar de unos momentos reparadores en la bañera de hidromasaje de un balneario con vistas a este panorama tan idílico.

    Las mejores actividades en los Alpes alemanes

    1

    Esquí de fondo en Oberammergau

    Explora castillos e iglesias en un maravilloso entorno natural

    Con una magnífica combinación de senderos soleados y boscosos, Oberammergau se ha ganado una gran reputación por sus excepcionales pistas. Si te gusta el esquí de fondo, podrás atravesar más de 100 kilómetros de pistas por la región.

    Y no te preocupes si vas con poca nieve, ya que tienes multitud de actividades alternativas y puntos de interés para no aburrirte. Tendrás la oportunidad de conocer la artesanía local en una demostración del tallado de madera. O puedes visitar la apacible abadía de Ettal, un monasterio benedictino e iglesia barroca a solo cinco kilómetros de Oberammergau. Y si te interesa todo lo relacionado con la realeza, puedes recorrer las instalaciones del opulento palacio de Linderhof.

    Mapa

    Foto de David Pursehouse (CC BY 2.0) modificada

    2

    Vive un cuento de hadas en Neuschwanstein

    Déjate conquistar por el castillo que inspiró a Walt Disney

    Como si se hubiera sacado de un cuento de hadas y si hubiera colocado directamente en un bosque bávaro, Neuschwanstein es un castillo neorrománico del siglo XIX que se encuentra entre los más visitados de Alemania. A solo 1,5 horas en coche de Múnich, es tan elegante por dentro como por fuera.

    La fachada de piedra caliza en tonos claros, pintoresca en cualquier época del año, es especialmente bonita bajo los matices dorados del otoño. Cubiertos de nieve, tanto el palacio como el entorno que lo rodea parecen un auténtico paraíso invernal. Si quieres disfrutar de las mejores vistas y sacar magníficas fotos, sube hasta el puente Marienbrücke: solo tardarás 15 minutos y podrás contemplar el valle y la meseta que hay debajo.

    Ubicación: Neuschwanstein-Hohenschwangau, Alpseestraße, 12, D-87645 Hohenschwangau, Alemania

    Horarios: Todos los días, de 08:30 a 15:00 (de 07:30 a 17:00 en invierno).

    Teléfono: +49 (0)8362 930830

    Mapa
    3

    Admira la belleza alpina en el lago Eib

    Contempla las vistas desde la cumbre más alta de Alemania

    Fruto de las poderosas fuerzas de la naturaleza, un enorme desprendimiento en la última Edad de Hielo formó la cuenca de uno de los lagos más impresionantes de Alemania: el lago Eib. Explora las orillas del lago recorriendo el sendero circular de 7,1 kilómetros que empieza en el Eibsee-Hotel y maravíllate con sus aguas azules y las ocho islas del lago.

    Como el lago Eib está ubicado a los pies de la montaña más alta de Alemania, el Zugspitze, obtener una vista panorámica de los alrededores es la forma ideal de contemplar la zona en su máximo esplendor. Para subir, puedes optar por el teleférico o el tren de cremallera. Y si el calor aprieta durante las épocas más cálidas, puedes refrescarte en el lago o explorarlo en kayak.

    Ubicación: Eibsee-Hotel, Am Eibsee 1, 82491 Grainau, Alemania

    Mapa
    4

    Momentos de reflexión en la iglesia de Wies

    Descubre la belleza de esta obra maestra del rococó

    La iglesia de peregrinación de Wies es un magnífico lugar para reponer fuerzas en un destino conocido por sus intensas actividades al aire libre. Ubicada en la pequeña localidad de Wies, su modesta fachada no le hace justicia a la creativa obra maestra que se puede encontrar entre las paredes de la iglesia.

    Declarada Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO como un impresionante ejemplo de la arquitectura rococó bávara, sus ornamentados frescos no pasan desapercibidos. Si buscas un poco de tranquilidad, puedes explorar las ondeantes colinas de los alrededores para seguir impregnándote de la serenidad que desprende esta zona.

    Ubicación: Iglesia de peregrinación de Wies, Wies, 12, 86989 Steingaden, Alemania

    Horarios: Todos los días, de 08:00 a 20:00 (de 08:00 a 17:00 en invierno).

    Mapa
    5

    Regálate un retiro de spa en Bad Hindelang

    Contempla las vistas de los Alpes en un baño con azufre

    Regálate una escapada de bienestar en la región turística montañosa de Bad Hindelang. Es un buen destino de descanso tras explorar los bosques cercanos, esquiar por las mejores pistas de la región y empaparte de su historia. Además, tiene un pasado fascinante: el ayuntamiento está situado en un antiguo pabellón de caza y retiro estival de los príncipes-obispos de Augsburgo. La zona se hizo muy popular como complejo de spa cuando se puso de moda el agua con azufre, aunque aún sigue atrayendo a aquellos que buscan un destino de relax.

    Acurrúcate junto al fuego con una copa de vino o un chocolate caliente y un buen libro, o entra en calor en la bañera de hidromasaje al aire libre con vistas a las cubres de los alrededores. Si quieres pasear por los pastos alpinos de los alrededores y admirar el paisaje, el verano es la mejor época.

    Ubicación: 87541 Bad Hindelang, Alemania

    Mapa
    6

    Tírate a las pistas en Garmisch-Partenkirchen

    Sigue los pasos de los campeones olímpicos de esquí

    • De aventura

    Si tenemos en cuenta que los Juegos Olímpicos de Invierno de 1936 se celebraron en Garmisch-Partenkirchen, no es de extrañar que aquí podamos encontrar excelentes pistas de esquí para esquiadores de todos los niveles. En esta estación de esquí, conocida como una de las mejores de Alemania, se organizan campeonatos de esquí frecuentes. Aunque, si el esquí no es lo tuyo, también puedes hacer muchas otras actividades de invierno.

    Garmisch-Partenkirchen ofrece a los visitantes mucho más que la oportunidad de jugar en la nieve. AlpspiX, una plataforma con forma de X a unos 1000 metros por encima del valle Höllental, ofrece vistas al Zugspitze y a la cara norte del Alpspitze. Si no te gustan demasiado las alturas, también puedes hacer senderismo en un sitio muy popular: la garganta de Partnach, que abarca más de 700 metros por el valle Reintal. También puedes explorar las tres cascadas que se encuentran en los senderos boscosos de Kuhfluchtwasserfälle.

    Ubicación: 82467 Garmisch-Partenkirchen, Alemania

    Mapa
    7

    Come al estilo bávaro

    Sauerkraut, Käsespätzle, Apfelstrudel y Weissbier galore

    • Gastronomía

    Los alemanes son famosos por preparar platos contundentes, y los bávaros son verdaderos expertos en la materia. La región es conocida por su abundancia de carnes, patatas y queso. Muchas de las recetas de la zona siguen los métodos tradicionales, en algunos casos compartidos con sus vecinos austriacos. Sacar el máximo partido a las delicias culinarias de la zona te dará toda la energía necesaria para hacer senderismo, esquiar y explorar la naturaleza alpina, algo esencial durante tu estancia.

    Asegúrate de probar los tres manjares más típicos: el Käsespätzle (un plato de pasta con queso y cebolla frita), el Sauerkraut (col fermentada) y el Schnitzel (filete de cerdo o pavo empanado). A la hora del postre, el Apfelstrudel no tiene rival. Se trata de un dulce relleno de manzana y pasas, con una salsa caliente de vainilla por encima. Para disfrutar de una experiencia redonda, acompaña tu plato de una Weissbier, una cerveza alemana de trigo de elaboración tradicional.

    8

    Alójate en un castillo con vistas al lago Tegernsee

    Disfruta de los bonitos paisajes de los Alpes del Sur

    El lago Tegernsee ofrece algunos de los paisajes más pintorescos de la región. Aquí encontrarás un equilibrio perfecto entre lagos alpinos, frondosos valles y vistas a las montañas. El lago se encuentra 50 kilómetros al sur de Múnich, en los Alpes del Sur de Alemania.

    Das Tegernsee es un hotel de estilo art nouveau situado en un señorial castillo con vistas al lago Tegernsee. El hotel ofrece cinco estilos de alojamiento diferentes, y todos ellos reflejan la historia y la cultura de la zona. Los diseños alpinos y la madera oscura contrastan con los restaurantes amplios y luminosas, las terrazas y el centro de bienestar, una combinación que lo convierte en un buen destino para disfrutar de un merecido descanso en los Alpes.

    Ubicación: Das Tegernsee, Neureuthstraße, 23 83684, Tegernsee, Alemania

    Teléfono: +49 (0)8022 1820

    Mapa
    9

    Sumérgete en las aguas de color esmeralda del Königssee

    Disfruta de unas vistas espectaculares en este lago similar a los fiordos

    Los acantilados, escarpados e imponentes, se elevan prácticamente en vertical a orillas del lago Königssee, lo que hace que sus aguas de color esmeralda se asemejen a un fiordo. Recorre el lago en un barco eléctrico y disfruta del silencio hasta llegar a la iglesia de San Bartolomé. Durante el viaje, la tripulación te sorprenderá con un concierto de trompeta en directo, y el eco de la música retumbará en los acantilados de los alrededores. En los meses de invierno, puedes explorar la iglesia y tomarte algo caliente en la cafetería, mientras que en verano puedes hacer alguna ruta de senderismo por la zona y disfrutar de las maravillosas vistas del lago.

    Desde finales de primavera hasta principios de otoño, puedes continuar tu viaje desde el extremo del lago hasta Salet y andar ligeramente desde el muelle hasta Obersee, un lago más pequeño con pastizales en la parte meridional. A solo 30 minutos a pie de aquí, la cascada Röthbach cae desde más de 400 metros de altura sobre una plataforma rocosa.

    Ubicación: Schifffahrt Königssee (visita en barco), Seestraße, 33, 83471 Schönau am Königssee, Alemania.

    Horarios: De mediados de octubre a mediados de junio: todos los días, de 09:00 a 16:15. De mediados de mayo a mediados de junio y de mediados de septiembre a mediados de octubre: todos los días, de 08:30 a 16:45. De mediados de junio a mediados de septiembre: todos los días, de 08:00 a 16:45.

    Mapa
    10

    Pura naturaleza en el parque nacional de Berchtesgaden

    Explora esta región alpina bajo el monte Watzmann

    El parque nacional de Berchtesgaden lleva siendo una reserva de plantas y fauna silvestre desde 1978, cuando se designó como el único parque nacional alpino de Alemania. Esta zona de impresionante belleza no solo alberga el imponente Königssee, sino también el bonito lago alpino Hintersee, con el monte Watzmann de fondo.

    Los senderos cercanos, aptos para los más pequeños, llevan al puente colgante del valle de Klausbachtal, mientras que Wimbachklamm alberga una pintoresca garganta donde las cascadas caen sobre el río que hay debajo. Puedes capturar fotos idílicas de la iglesia parroquial de San Sebastián en Ramsau bei Berchtesgaden o adentrarte de lleno en la historia de la Segunda Guerra Mundial durante tu visita al Nido del Águila, un edificio del Tercer Reich que usaba el partido nazi para celebrar reuniones gubernamentales y sociales.

    Ubicación: 83486 Ramsau bei Berchtesgaden, Alemania

    Mapa

    Foto de Tim Dorr (CC BY-SA 2.0) modificada

    Kiri Nowak | Escritor

    Organiza tu viaje

    ¿Por qué reservar en Hoteles.com?

    Alerta de viaje

    Alerta sobre el COVID-19: los requisitos de viaje cambian rápidamente, incluidos los relativos a las pruebas de COVID-19 antes del viaje y a la cuarentena tras la llegada.

    Consultar restricciones para mi viaje.

    Maps