Ir a la página principal.
Guías de

Qué ver y hacer en Guadalajara: historia, museos y naturaleza

Busca un establecimiento

Guadalajara es uno de los principales núcleos urbanos y económicos de México y eso se nota en la extensa oferta de actividades y atracciones de donde escoger, comenzando por su centro histórico: en un agradable paseo por esta ciudad colonial podrás disfrutar de sus calles y admirar construcciones de gran interés artístico y arquitectónico, probablemente al son de los mariachis que recorren calles y plazas. La lista de museos y galerías es asombrosa, y los alrededores de la Perla de Occidente también te cautivarán: las maravillas arqueológicas prehispánicas y una naturaleza exuberante te dan una infinidad de posibilidades para disfrutar al máximo tus vacaciones. A continuación encontrarás algunos elementos representativos de cada opción. Sin duda, Guadalajara y su entorno te deslumbrarán.

<h3>La catedral: símbolo de la ciudad</h3>

Esta catedral está situada en el centro histórico de Guadalajara. Su construcción, por orden de Felipe II de España, data de 1561 y combina elementos barrocos con rasgos neoclásicos, además de trazos moriscos y góticos. De hecho, es la única catedral de México con un interior de este estilo. Las torres y la cúpula que puedes admirar hoy en día fueron reconstruidas tras los temblores de 1818 y 1875. Entre sus paredes resguarda piezas como “la Purísima Concepción”, de Bartolomé Esteban Murillo, y el segundo órgano más grande de México. Y si buscas algo fuera de lo común, también podrás ver una reliquia bastante peculiar: los restos óseos de 23 mártires de las guerras cristeras.<br /><br />

<h3>Guachimontones: un homenaje al viento</h3>

A unos 60 km de Guadalajara, en Teuchitlán, se encuentra el centro ceremonial de Guachimontones, un asentamiento prehispánico declarado Patrimonio de la Humanidad por la Unesco. Este sitio fue construido con un estilo arquitectónico muy particular. Varias estructuras escalonadas circulares, patios también circulares, un anfiteatro, un campo de juego y restos de otras construcciones conforman esta zona arqueológica. Se cree que las construcciones se usaban para hacer ceremonias en homenaje al dios del viento, Ehécatl, y que en los orificios que hay en lo alto de ellas se insertaban los palos donde se realizaban las danzas de los voladores.<br /><br />

<h3>Guadalajara: ciudad-museo</h3>

Si buscas un destino rico en museos, Guadalajara es tu ciudad ideal. Es sede de tantos museos que sería imposible enumerarlos todos, pero destaca el Museo Regional de Guadalajara, ubicado en el antiguo Seminario de San José, un edificio colonial que resulta sumamente interesante en sí mismo. Aquí se exhiben pinturas de Cristóbal de Villalpando y José Ibarra, un mural de José Guadalupe Zuno y, en la sala de paleontología, te sorprenderá contemplar un esqueleto de mamut completo. Otra casa colonial alberga el Museo del Palacio de Gobierno, donde se ilustran los eventos que determinaron la historia de México y se exhiben dos hermosos murales de José Clemente Orozco. La entrada es gratuita.<br /><br />

Por otra parte, si vienes con tus hijos, les encantará que los lleves al Globo, Museo del Niño; y Trompo Mágico, dos museos interactivos donde está permitido tocar casi todo lo que ves.

<h3>Naturaleza espectacular</h3>

Es increíble la cantidad de atracciones naturales que encontrarás en Guadalajara y sus alrededores. A pocos kilómetros de la ciudad, podrás visitar la laguna de Chapala, la más grande de México, y también llegarás a bosques volcánicos, sierras ideales para explorar a pie y exuberantes manglares donde con un poco de suerte verás aves, tortugas, iguanas o monos. La ciudad ofrece distintas opciones para descubrir estos paisajes y practicar actividades al aire libre. Podrás organizar la excursión que quieras directamente en Guadalajara, desde tranquilos paseos a pie o en bicicleta, hasta navegar por ríos selváticos, sin olvidar los deportes de aventura, como el rapel, el vuelo en ala delta o parapente.

 

<h3>Animales acuáticos y terrestres</h3>

Guadalajara ofrece tres posibilidades muy diferentes para disfrutar de los animales, y a todas ellas podrás venir con tus hijos. El Zoológico de Guadalajara recrea la sabana africana y te permite ir de safari para observar a los animales que viven en este hábitat. Si prefieres el agua, en el Mundo Marino podrás ver distintos espectáculos e incluso interactuar con delfines. El Zoológico Villa Fantasía cuenta con 15 km<sup>2</sup> de extensión en un entorno más campestre y recreativo, donde podrás observar a los animales, asistir a representaciones teatrales y comer al aire libre.