Nuestro kit de viaje para Roma recopila la información esencial que necesitas para planear un viaje a uno de los destinos más populares de Italia. No importa si viajas mucho o no; hay preguntas que siempre necesitan respuesta: ¿Cómo es el tiempo? ¿Cómo puedo ir del aeropuerto al hotel? ¿Qué moneda y qué tipo de enchufe necesito? Tenemos todas estas respuestas e información básica adicional sobre cuál es el mejor momento para ir, cómo llegar allí y cómo moverse por la zona, además de otros consejos útiles para el viaje.

    Está todo recopilado en este kit de viaje para Roma. Después de leer esta guía breve y sencilla, verás un poco más claro cómo poner en marcha tu viaje a Roma.

    1

    Cuándo visitar Roma según la climatología

    El clima de Roma es mediterráneo, con temperaturas medias que varían desde los 3 °C en invierno hasta los 30 °C en verano.

    • La mayoría de las precipitaciones tienen lugar en noviembre y diciembre.
    • La época más soleada del año es de junio a septiembre.
    • El verano, de junio a agosto, es la temporada alta de turismo, y los precios de los hoteles y los vuelos reflejan este pico.
    • Los mejores meses para visitar la ciudad son mayo y septiembre, cuando las temperaturas rondan los 20 °C y no suele llover.
    2

    Información básica sobre Roma

    • Idioma principal: italiano
    • Tipo de enchufe: C, F y L
    • Electricidad: 220-240 V
    • Moneda: euro (€)
    • Prefijo internacional: +39 6
    3

    Llegar a la ciudad

    Aeropuerto Leonardo da Vinci-Fiumicino

    Leonardo da Vinci-Fiumicino es el principal aeropuerto de Roma y el que recibe la mayoría de los vuelos nacionales e internacionales. Está bien conectado y puedes llegar al centro de la ciudad en una hora o incluso menos.

    El tren es una opción rápida y económica. El trayecto en el Leonardo Express, un tren directo que tarda 30 minutos en llegar a la estación de Termini, cuesta en torno a 15 EUR. Existe un tren regional más barato, el FL1, que por menos de 10 EUR hace parada en las estaciones de Tiburtina y Ostiense. En ambas encontrarás una parada de metro y numerosos autobuses. A la estación de Termini también llegan autobuses que tardan más en llegar y son más baratos. Los taxis cobran una tarifa fija de 48 EUR por los trayectos al centro de Roma.

    Aeropuerto Ciampino G.B. Pastine

    Si viajas con una compañía aérea de bajo coste dentro de Europa, es probable que aterrices en el aeropuerto de Ciampino, el segundo de Roma en importancia. En este caso, dispones de dos opciones para desplazarte hasta el centro de Roma: o bien coger un taxi por una tarifa fija de 30 EUR para los trayectos a cualquier lugar dentro de las murallas aurelianas, o bien coger un autobús por unos 5 EUR hasta la estación de tren de Termini. El trayecto en autobús dura unos 30 minutos.

    Estaciones de tren de Roma

    Los trenes internacionales Eurostar llegan a la estación de Termini. La capital es el principal centro de transporte ferroviario de alta velocidad de Italia y, gracias a ello, es muy fácil viajar a Roma desde cualquier ciudad del país, como Milán, Nápoles, Bolonia o Venecia. Recuerda que Roma cuenta con dos estaciones de tren principales, ambas con servicio de metro y autobús: Roma Termini, situada en un extremo del centro histórico, y Roma Tiburtina, al este de la ciudad.

    Foto de DV (CC BY-SA 3.0) modificada

    4

    Moverse por la ciudad

    Consejos para el viaje

    Todo el transporte de Roma lo gestiona la empresa ATAC. Asimismo, el sistema tarifario del transporte está unificado, y el billete sencillo (BIT) para un viaje de 90 minutos o un trayecto sencillo en metro cuesta menos de 2 EUR. En las máquinas de venta de billetes también puedes comprar un abono de 24, 48 y 72 horas. Si no estás cerca de una estación de metro, puedes adquirir los billetes en las tiendas y los quioscos de prensa que tengan un cartel con una gran "T".

    Foto de Mattes (CC BY-SA 3.0) modificada

    5

    ¿Cómo funciona la red de metro?

    Roma cuenta con tres líneas de metro, pero las más frecuentadas por los turistas son dos, la A y la B, que se cruzan en la estación de tren de Termini. La línea A resulta práctica para visitar el Vaticano y la plaza de España, mientras que la línea B tiene parada en el Coliseo. El metro funciona hasta poco antes de la medianoche, aunque los viernes y los sábados por la noche abre hasta la 01:30.

    6

    Desplazarse en autobús y tranvía

    Las redes de autobús y tranvía son fundamentales para moverse por la ciudad, especialmente en el centro histórico, donde no hay estaciones de metro. Muchas paradas de autobús disponen de una pantalla electrónica en la que se muestra información en tiempo real sobre las llegadas, sobre todo en los lugares más céntricos. Recuerda que debes comprar el billete antes de subir. Lo mismo sucede con los tranvías verdes.

    7

    Coches compartidos en Roma

    Los romanos son expertos en el uso compartido del coche. Mediante una aplicación, es posible coger un coche en la calle y dejarlo luego en otro lugar. Solo tienes que registrarte a través de Internet antes de viajar a Roma y, posteriormente, pagar en función del uso. La flota de la empresa Enjoy está formada por Fiat 500 rojos y la de Car2go por vehículos Smart.

    Foto de Mariordo (CC BY-SA 4.0) modificada

    8

    Roma en taxi

    Los taxis autorizados son de color blanco y llevan el escudo de armas de la ciudad con las siglas "SPQR", un número de licencia y una señal de taxi en el techo.

    • Todos los taxis usan taxímetro.
    • Encontrarás cientos de ellos en la estación de tren de Termini y varios más en las paradas que hay distribuidas por la ciudad.
    • También puedes pararlos por la calle.
    • Si prefieres el servicio a domicilio, puedes pedir al personal del hotel que llame por teléfono o simplemente descargar una de las conocidas aplicaciones, como MyTaxi.
    • Otra opción para moverte por Roma es usar aplicaciones de transporte en coche como Uber.
    9

    Roma en tren de cercanías

    La Ciudad Eterna también cuenta con una red de tren de cercanías algo más extensa que la de metro. Comprende una serie de líneas que conectan el centro con la periferia e incluye otras de trenes regionales que llegan a ciudades cercanas. Si quieres acercarte a la costa o disfrutar de unas vistas bonitas fuera de la ciudad, ya sea en Tívoli, Frascati o Castel Gandolfo, probablemente los usarás.

    Foto de Rob Dammers (CC BY 2.0) modificada

    Organiza tu viaje

    Maps