Ir a la página principal.
Guías de

Vacaciones de otoño en Dublín

Busca un establecimiento

Una escapada a Dublín en otoño es ideal para ser testigo de las definiciones de las competencias deportivas, del comienzo de la temporada lírica y de los colores y tonos otoñales que inundan la ciudad. Reserve un hotel en Dublín en otoño y disfrute de la ciudad en todo su esplendor.

Festejos de miedo

Este es uno de los pocos países del mundo en donde Halloween (Samnhain en gaélico) es festivo. Se celebra con música, bailes y desfiles de disfraces. El último lunes de octubre marca el cierre de la temporada de cosecha de verano, a la que se suma la fiesta pagana de los muertos. Prepárese para el majestuoso desfile de temática fantasmagórica. Ese mismo día se corre la Maratón de Dublín por el centro de la ciudad.

Colores otoñales

Irlanda puede ser verde, pero una escapada a Dublín en otoño es sinónimo de impactantes tonos dorados. Disfrute la exuberante vegetación del St Stephen's Green y admire los cambiantes colores de los árboles, impactantes sobre el diáfano cielo azul de fondo. Aproveche la mañana del domingo para dar un tranquilo paseo por el Gran Canal, desde el muelle en dirección oeste hasta Portobello, admirando las esclusas, los patos que gozan del sol, los pintorescos puentes y las estatuas.
En el Phoenix Park, el parque urbano más grande de Europa, puede alquilar una bicicleta y pedalear entre miles de árboles, incluyendo hayas, plátanos falsos y castaños. Quizás se cruce con algún venado en el camino. Hacia el norte, ya en los suburbios, el increíble Jardín Botánico permite contrastar los tonos rojizos de los árboles con las frondosas palmeras de los invernaderos.

Festivales de teatro

La oferta teatral de Dublín está disponible todo el año, pero el Festival de Teatro de Dublín, a finales de septiembre, congrega a dramaturgos de todos los rincones del planeta. Además de las funciones en el Abbey, en el Project Arts Centre y en el Teatro Samuel Beckett, también se realizan talleres, paneles libres de debate y numerosas actividades para los niños. Un tanto menos convencional, el Festival Alternativo de Dublín, ofrece en septiembre dos semanas de una mezcla explosiva de artes escénicas contemporáneas, desde espectáculos subidos de tono en escenarios improvisados hasta actos de escapismo en parques públicos.

Deportes gaélicos

Los fanáticos del deporte quedarán fascinados con el Museo de la Asociación Atlética Gaélica (GAA Museum) en el Croke Park. Pero nada supera a convertirse en uno de los 80.000 espectadores de un partido de hurling o de fútbol gaélico. Ambas ligas juegan sus encuentros definitorios en septiembre y mantienen a la ciudad en vilo, especialmente si los Dubs disputan el partido final. ¡A empollar las reglas de estos rápidos y furiosos deportes para sumarse a la fiesta!

Acurrucarse con una jarra de cerveza

Nada mejor para recuperar el calor en una fresca noche otoñal que una jarra de cerveza en un sitio acogedor. Muchos pubs conservan salones de la era victoriana, con reservados recubiertos de madera y, a veces, un hogar a leña. Recuéstese en sillones con altos respaldos de cuero en el ignoto Library Bar, o escuche en directo bandas de rock en el Bruxelles. Acomódese en el adorablemente andrajoso Grogans, sitio obligado de escritores y actores de la vieja guardia, que reciben los frescos anocheceres con una jarra de cerveza y un sándwich tostado, rodeados de ilustraciones de artistas locales.

Ópera y musicales navideños

La reconocida Ópera de Irlanda levanta el telón de la temporada en noviembre; así que a arreglarse muy bien para disfrutar de una muestra del entretenimiento intelectual que ofrece Dublín. Cada año, desde 1871, se representa un puñado de óperas en el Teatro Gaiety. Como anticipo de la temporada invernal que se avecina, a fines del otoño también se representan las primeras funciones de los musicales navideños. El Gaiety siempre destaca por albergar los musicales navideños de mayor jerarquía.


Venga a uno de los hoteles en Dublin de Hotels.com y descubra la ciudad