Ir a la página principal.
Guías de

Vacaciones de primavera en Barcelona

Busca tu hotel

Adelántese a las multitudes del verano con unas vacaciones de primavera en Barcelona. Tómese unas copas al aire libre en la terraza de algún café, pasee por los floridos parques de Barcelona o participe en los festejos callejeros de Pascua; la primavera es la estación perfecta para reservar un hotel en Barcelona.

Parques floridos

En primavera, Barcelona es una explosión de color en los espacios verdes de la ciudad. Encontrará campos de jara negra, brezo y genista en las soleadas colinas del Parque Natural de Collserola, ubicado detrás del monte Tibidabo al norte de la ciudad, y disfruttará de las coloridas flores entre las originales y maravillosas estructuras de Gaudi en el Parc Güell. Mayo es el mes perfecto para embriagarse con el perfume de las 2000 especies de rosas que llenan la espectacular Rosaleda de Cervantes en el centro de la ciudad.

Terrazas al aire libre

Comer o tomar una copa al aire libre es lo que toca en unas vacaciones de primavera en Barcelona, desde los bares en el terrado de los hoteles de lujo hasta las relajantes terrazas con vistas al Mediterráneo. Un lugar fuera de lo común es el jardín estilo gótico detrás del Mercado de la Boquería, en el barrio del Raval, al oeste de Las Rambas. Aquí, en el umbroso patio del Antic Hospital de la Santa Creu se halla El Jardí, bar de tapas y terraza. Elija un menú de deliciosos platos de temporada como jamón de bellota y bacalao con un fondo de jazz en vivo y músicos locales.

Pascua en la ciudad

La atmósfera de la Semana Santa es irresistible en los barrios de Barcelona. Mire los coloridos desfiles de Pascua en el centro de Barcelona, en particular la procesión de Viernes Santo en la Plaça Sant Agustí, en el barrio del Raval. Sumérjase en las tradiciones mientras los miembros de hermandades religiosas y los penitentes con sus capuchas llevan una inmensa imagen de la Virgen María. No olvide probar las golosinas tradicionales de Pascua, como las torrijas, pan azucarado frito, y las monas de Pascua, unos pasteles de chocolate decorados. Entre los platos salados está el hornazo, un pastel de cerdo, huevos y jamón, y los garbanzos con huevos duros o espinaca.

Vida de playa primaveral

Goce del sol en el suave clima mediterráneo al reservar un hotel en Barcelona durante la primavera y disfrute de unas vacaciones de playa urbana. Aproveche los días que se van haciendo más cálidos y soleados en la playa de la Barceloneta, la más cercana al centro, y disfrute de la playa sin las multitudes del verano. Las playas de Barcelona, todas con categoría Bandera Azul, llegan hasta el Forum y son ideales para las familias, excepto quizás el sector nudista de la playa Mar Bella. La primavera también marca la reapertura de los chiringuitos de Barcelona, pequeños bares sobre la playa que sirven cócteles, cafés y comidas ligeras.

Cocina catalana de temporada

Unas vacaciones de primavera en Barcelona son el momento ideal para probar lo mejor de la cocina mediterránea de temporada. Disfrute una sabrosa paella o fideuà o un plato de pasta con mariscos, en un restaurante frente a la playa, y mire cómo las playas de Barcelona van llenándose de gente. Las verduras de temporada incluyen habas frescas, espárragos trigueros y endivias, sobre las cuales se suele servir el xató, una salsa con frutos secos, vinagre, pan frito y ajo, que acompaña pescados y ensaladas verdes. Si busca los mejores platos catalanes de temporada, pruebe los bares de tapas El Quim de la Boquería y Pinotxo en el Mercado de la Boquería, sobre Las Ramblas.